Inicio Opinión

Dejé de perseguir metas y respiré

Las metas son hasta cierto punto alcanzables, y los sueños se trabajan...

99
0
Lic. en Nutrición, escritor y asesor de capacitación por la Secretaria de Previsión Social.

Hace tiempo dejé de tener metas en si de manera figurada, por que cuando tienes una meta muy alcanzable, la miras, la necesitas, te genera ansiedad y te pierdes totalmente del aquí y ahora, te pierdes incluso por años, por estar persiguiendo esa idea que tu la tienes figurada como una meta.

Creo que el chiste no es llegarle a las metas, es el camino, por más cliché que suene y el
camino es la vida, ¿por que no la saboreas, la disfrutas, la bailas, y la transformas?

Mejor ponte una meta inalcanzable, como una estrella polar, que esta fuera del sistema y solo te sirve como referencia, pero te hace que no se te pierda esa vida chingona que tienes todos los días, de las personas, de ya no querer llenar vacíos.

El problema nunca es llegarle a todo eso que quieres, ni lo material, ni lo espiritual, el problema es la conciencia detrás de cada acto, el sí lo haces en plena conciencia o solo para llenar esos vacíos internos.

Cada quien se prueba en la vida hacia lo que lo hace crecer, transformarse, empujarse, pero al final nadie es mejor que nadie, nadie es más ni menos que nadie, solo hay que soltar el como vas a llegar y disfruta el aquí y ahora.

Dibuja tu presente y no pierdas esa referencia de esa estrella polar que está lejísimos para que hoy te sientas pleno y feliz, para que si un día le llegas a todos esos logros y metas que tanto querías se sientan increíbles, por que tu ya estabas en plenitud, por que estás en conciencia, disfrutaste el proceso, pagaste las consecuencias, el precio, te responsabilizaste y disfrutaste el resultado; por que es tu resultado y de nadie más, nadie está en tu mente, ni conciencia, es tu sueño, tu vida y tu ego y agradécete lo que has hecho por que pocos han recorrido tu camino.

Es difícil hacer esto, más hoy en una era de redes sociales donde la gente se proyecta al ver logros, al ver metas, al ver gente con logros materiales.

Al llegar a plenitud después de haber ido venido de un lugar, batallado, al final lo que importa es el existir, el no negar el ego, el bailar entre la espiritualidad lo sutil y lo tangible sin que te cambie la calidad de vida, ni tu humildad, cuando decidas soltar tu pasado vas a vivir, cuando decidas dejar de correr le a ese futuro vas a tener plenitud, ojalá tengas una estrella polar chingona, grandísima e inalcanzable, para que dejes de creer que cuando llegue algo serás feliz, para que entiendas que lo que hoy tienes, sea lo que sea te puede hacer sentir increíble, donde solo tienes que ser tu y ya, sin pisar a os demás.

David Toache

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí