Inicio Opinión

¿Qué te impulsa?

Todos absolutamente todos tratamos de darle un significado a nuestros días.

211
0
Lic. en Nutrición, escritor y asesor de capacitación por la Secretaria de Previsión Social.

En este juego llamado vida, todos tratamos de darle un sentido, de encontrar un por que de nuestro existir no importa donde hayas nacido, clase social, situación económica.

La vida a lo largo que la vas caminando, se vuelve un tanto sistémica, por que así está diseñada la sociedad, para tener un control basado el leyes y reglas básicas de vida que impliquen un orden, un equilibrio, que haya una racionalidad y que no parezca que se vive en la jungla libremente. Cada país, zona geográfica está regida por ciertos factores que hace que funcione.

Latinoamérica es reflejo de cultura, de corrupción, de narcotráfico, de trabajar para vivir, de la diferencia de clases, países de Europa se rigen de una manera muy cuadrada, con sus cámaras en cada esquina donde todo está controlado por el orden el miedo al que pasará si se quiebra una regla por que la consecuencia es grande y así cada zona tiene su diferenciación y limitantes. Realmente nadie es libre, más que dentro de sí mismo y en su mente o cada quien es tal libre como quiere.

Vivimos nuestra vida de manera lineal y sistémica, te levantas día a día a la misma hora, desayunas, y te vas a resolver tres o cuatro problemas con un conjunto de personas, de manera racional, pero la mayoría de las veces a fuerzas y obligado por que a raíz de ese intercambio de tu tiempo, tienes un vale de vida, literal que vale por tu vida y tu tiempo, el cual te da acceso a servicios básicos y alimentación. Realmente hay algo que te impulse en tu día para levantarte? Algo que te haga decir, vale la pena estar aquí?

Todos queremos tener acceso a una mejor vida, pero tiene un costo, y casi nadie está dispuesto a pagar ese costo, a salir de su zona de confort, a dejar creencias, familia y sobre todo a impactar.

Socialmente, difícilmente vas a impactar a través de tu empleo, se impacta cuando tienes un talento, lo desarrollas lo regalas y un día es redituable.

Nos educan de manera racional a vivir a través de ese sistema de trabajo y de vida que ya está establecido, pero pocas veces nos educan o enseñan a explotar nuestras pasiones, nuestras ideas, nuestras locuras y la vida es tan corta o tan larga como la quieras ver donde  las oportunidades a veces son cuestión de suerte, perseverancia y de ir a buscarlas.

Todos deberíamos tener un impulso diario que nos mantenga vivos, activos. Una visión, una idea, un plan que te lleve a impactar no sólo a quienes están cerca de ti si no a una sociedad entera, al final solo debería ser lo que te haga feliz.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí