Inicio Opinión

La violencia animal como reflejo de la violencia social

La violencia está en aumento en todo el mundo, y América Latina no es una excepción. Algunos países de la región presentan cifras alarmantes de homicidios, así como altos índices de maltrato animal. Esto indica una normalización de las conductas violentas hacia los animales....

1097
0
Daniela Salgado es Rescatista animal, Activista por los derechos de los animales y también se desempeña como Presidenta de la Red de Mujeres unidas por B.C. en Ensenada

Tómate un minuto para reflexionar sobre la alarmante y brutal tendencia de aumento en los casos de violencia y maltrato animal. Ahora, responde a la siguiente pregunta: ¿Crees que la violencia hacia los animales es un reflejo de la violencia social que experimentamos en la actualidad?

En mi opinión, sí lo creo, y me gustaría compartir contigo mis razones.

La violencia está en aumento en todo el mundo, y América Latina no es una excepción. Algunos países de la región presentan cifras alarmantes de homicidios, así como altos índices de maltrato animal. Esto indica una normalización de las conductas violentas hacia los animales.

El maltrato animal se manifiesta de diversas formas, como la explotación en la industria alimentaria y de la moda, el abuso en la experimentación científica y el entretenimiento, así como la caza furtiva y la destrucción del hábitat natural. Sin embargo, hoy quiero centrarme en una forma común de maltrato animal que presenciamos a diario en nuestra vida cotidiana y que genera violencia y apatía en el mundo: la violencia contra los animales domésticos.

Al examinar los estudios, estadísticas y análisis disponibles, encontramos cifras cada vez más preocupantes. México encabeza la lista como el país con el mayor maltrato y abandono animal en Latinoamérica, y ocupa el tercer lugar a nivel mundial. Estas estadísticas van más allá de simples posiciones en una lista, reflejan comportamientos, formas de vida y problemas sociales que no están siendo atendidos adecuadamente, lo que resulta en un panorama poco favorable.

Según las últimas cifras del INEGI, en nuestro país hay aproximadamente 23 millones de perros, de los cuales el 70% se encuentra en situación de calle. No podemos ignorar el hecho de que cada año mueren más de 60 mil animales debido al abandono y maltrato.

Me llama la atención que la mayoría de las personas se refieren a estos animales como “perros callejeros”. Pero llamemos las cosas por su nombre: son perros abandonados por dueños irresponsables que no los esterilizaron y que ahora se convierten en víctimas de una sociedad cruel y de autoridades apáticas, con poco interés en la prevención y erradicación de estos actos.

La violencia animal no se limita únicamente a actos físicos, también incluye la falta de alimento, atención médica, tiempo y un entorno adecuado para su bienestar. A diario, vemos casas con perros en azoteas, expuestos a las inclemencias del clima sin protección contra el sol, la lluvia o el frío, y simplemente pasamos de largo sin siquiera denunciar de forma anónima, con la esperanza de que las autoridades intervengan y mejoren la situación de estos animales. ¿Acaso nos hemos vuelto inmunes al sufrimiento ajeno?

Es importante detenernos y reflexionar sobre cómo los mexicanos ocupamos tristemente los primeros lugares en las peores conductas. ¿Estamos viviendo en un México indiferente, sin participación ciudadana para generar cambios de la mano de nuestras autoridades?

Estas son algunas de las preguntas que debemos reflexionar para entender en qué estamos fallando como sociedad. El maltrato animal es una realidad desgarradora que no puede ser ignorada. Es responsabilidad de todos nosotros tomar medidas para combatir esta problemática global. A través de la educación, el consumo consciente y la defensa de leyes más sólidas, podemos trabajar juntos para crear un mundo más compasivo y respetuoso hacia todas las formas de vida.

Daniela G. Salgado

Rescatista animal

Activista por los derechos de los animales

Presidenta de la Red de Mujeres unidas por B.C. en Ensenada

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí