Inicio Ensenada

Ayuntamiento de Ensenada ya había destruido otro hábitat de garzas

82
0

Tijuana, 27 de abril. Las garzas de dedos dorados (Egretta Thula) cuyos nidos fueron destruidos por la poda de árboles en Ensenada ya habían sido ahuyentadas del parque Revolución donde personal del Ayuntamiento destruyó su hábitat, acusó el activista Ernesto Abel Salmerón, integrante de los grupos Correcaminos y Contacto Salvaje, ambos dedicados a la conservación y estudio de la vida silvestre en aquel municipio.

Entrevistado vía telefónica señaló que durante dos administraciones han insistido en aplicar medidas para proteger a las aves que anidan en los árboles de la ciudad, pero han sido ignorados; incluso este mismo viernes, luego de que se dio a conocer el daño a los nidos -y que está perdida toda la generación o nidada en los árboles podados en la calle Rotarios cercano al Centro Cultural Riviera-, trabajadores del municipio seguían cortando palmeras de la zona, que son hábitat de lechuzas.

El activista afirmó que se enteraron de la situación por una denuncia ciudadana que se hizo en la tarde-noche del miércoles 24, que indicaba la presencia de un pollo de garza, pero al acudir encontraron en el piso o en nidos provisionales más de 10 crías de garza, por la poda que se había realizado la mañana de ese día.

Se podó un árbol ficus benjamina de unos 10 metros de altura y a los pollos simplemente los desplazaron al suelo, muchos cayeron y murieron al momento y a otros los pusieron sobre un arbusto de metro y medio; el movimiento se realizó para instalar carpas para llevar a cabo el evento de salida de la carrera Mexican 1000 que organiza la empresa estadunidense Norra.

Se hizo a petición ciudadana: Ayuntamiento

Sin embargo, la tarde de este viernes, el Ayuntamiento de Ensenada aseguró que «la poda se efectuó como parte del programa anual que tiene la Dirección de Servicios Públicos, en atención a reportes de árboles o ramas que pudieran generar o representar algún peligro para peatones y automovilistas».

El gobierno porteño sostuvo además que «la Dirección de Administración Urbana, Ecología y Medio Ambiente inició el procedimiento administrativo correspondiente y recabó la evidencia, luego del reporte efectuado por un ciudadano», y deslindó a «los organizadores de la carrera denominada Norra son ajenos a este lamentable incidente».

La noche del jueves, por su cuenta la gobernadora Marina del Pilar Ávila Olmeda anunció que dio instrucciones para que la Secretaría de Medio Ambiente y la Procuraduría de Protección al Ambiente se coordinen con autoridades federales «para que tomen medidas y protejan a dicha especie, además de determinar a los responsables y sancionarlos como ordena la ley».

La intervención de la mandataria se hizo a petición de uno de los activistas inconformes, dijo Ernesto Abel Salmerón, quien consideró que «no es algo que hicieron por ignorancia, todos sabemos la importancia de las especies porque no son pájaros pequeños, son aves muy grandes y carismáticas, y el por qué de nuestra incomodidad es que esas aves tienen un valor no solo estético o funcional, sino académico e incluso económico.

En la ficha informativa emitida el viernes, el gobierno de Ensenada aseguró que se mantendrán atentos «al procedimiento iniciado por las autoridades correspondientes en materia ambiental, como Profepa (Procuraduría Federal de Protección al Ambiente)».

Además aseguró que a través de la Subdirección de Ecología y en coordinación con asociaciones civiles y ambientalistas, se trabaja en alternativas que garanticen protección y atención a las aves afectadas, la garza de de dedos dorados.

Ernesto Abel Calderón dijo que por el momento solo se tienen cinco ejemplares vivos -que están bajo custodia de Contacto Salvaje- que aunque no mueran tendrán que vivir en una reserva porque ya no podrán ser liberados. Al atender la denuncia se contabilizaron más de 10 polluelos en el piso y «al día de hoy estamos hablando de más de 25 pollos en total».

El activista afirmó que aunque inicialmente se interpuso una denuncia contra la empresa Norra y se logró que se suspendieran los trabajos de instalación, finalmente un representante que viajó desde San Diego, California, demostró que cuenta con todos los permisos, incluida la Manifestación de Impacto Ambiental, así que la querella contra el particular se fue directamente al municipio para que respondan por los daños.

Sin respuesta del Ayuntamiento

Sostuvo que no es la primera vez que se protesta por la poda que ha afectado a otras especies, incluida la garza de dedos dorados que antes anidaba en el parque Revolución -ubicado a unos dos kilómetros de la zona donde se les destruyeron sus nidos-, por lo que ya se le había advertido desde hace dos administraciones al Ayuntamiento que evite hacer ese trabajo en plena temporada de anidación, pero se les ha ignorado.

Afirmó que se ha intentado establecer un punto de acuerdo para que se estableciera como reglamento municipal que no se debe intervenir los ciclos de reproducción de especies, «un proyecto totalmente académico y funcional», pero no se «ha brincado de administración en administración» y no se ha aplicado.

La carrera Mexican 1000 arrancará el domingo -luego de la revisión de vehículos el viernes y sábado sábado-, llegará a San José del Cabo, Baja California Sur, y regresarán a Ensenada. Cruzarán por dos áreas naturales protegidas -el Desierto del Vizcaíno y Valle de los Cirios- pero la normatividad mexicana lo permite y el organizador (Norra), igual que Socore que organiza la Baja 1000, cuentan con todos los permisos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí